Linea de tiempo

  • 2009 - Reconexión
  • 2011 - 2013
  • 2014 - 2015
  • 2016
  • 2021

@bambarizoma regresa a vivir al Chocó. Bahía Solano la recibe con sus tías cantadoras.

Se apoya el proceso organizativo de distintas agrupaciones artisticas. El Grupo Ancestral Las Tejada,
El Semillero de Relevo Generacional, Grupo Makerule, La Chirimia
Son Yubarta y las Quinceañeras y Bamba Surf.
Esta experiencia permitió relaizar el Encunetro de Cantadoras, establecer procesos de Turismo Cultural y deporte, y apoyar eventos de educación ambiental como El Festival de las Migraciones, El petronio y Encuentro de Alabaos en Andagoya.

Nace la fundación Mi Cuerpo es mi Historia en Cali y se crea el Grupo de Investigación Sonororporal Mareia. Se retira de la Fundación y crea el piloto de la Escuela de Artes Itinerante del Pacífico, en donde se juntan distingtas Resiencias Artísticas Comunitarias en las Comunidades de El Valle, Mecana y Ciudad Mutis en Bahia Solano, En Quibdó y diversos espacios de formación en danzas afro en Cali y la Barra.

Se funda en la ciudad de Cali con una colectividad de amigas artístas que creen el el arte transformador y en el intercambio de saberes, los feminismos y la comunicación alternativa. Con este equipo se trabaja hasta el 2020. En este año se cambia el domicilio y junta directiva a la ciudad de Quibdó y esta junta se desahace por diferencias en las formas y principios.

Se crea nueva junta directiva con el 100% de mujeres negras en la ciudad de Quibdo, teniendo como domicilio principal Bahía Solano – Chocó

Nuestra Historia

Desde el año 2009, Carmenza Rojas Potes nacida en Juradó Chocó y criada entre Cali y Bahía Solano se pregunta por su identidad y educación. Desde ese momento empieza a seguir el poder de los bailes cantaos (tamboritos, rucas, arrullos) y músicas fúnebres. Acompaña y comparte con su tía Elidia Medina, heredera de los saberes de Los Medina, en Bahía Solano y es con sus tias entre Mecana y Bahía Solano que empieza el amor por este camino. Su formación como trabajadora social, bailarina y Mc, le hizo  preguntar por su responsabilidad como mujer negra con ventajas y cómo poder aportar a la Cultura del Pacífico Colombiano, principalmente desde su Orilla y su vaivén.

En el año 2011 se funda el Grupo ancestral Las Tejada, con la familia de cantadoras de El Valle Chocó bajo la invitación del gestor cultural Jahleel Shiloh, este grupo nace con el propósito de revitalizar los cantos y tradiciones fúnebres de la región que se venían apagando, por ello como parte del proceso de funda  en el 2013 el Semillero de Relevo Generacional, Chirimia Son Yubarta y Bahía Solano representa por primera vez a la música del Pacífico Chocoano en el Petronio Alvarez. Desde el 2010 hasta el 2021 se ha acompañado al Festival de las Migraciones en Bahía Solano Nuquí desde distintos lugares.

hstoria

Estas acciones se adelantaron como personas naturales o vinculaciones a otros proyectos y desde allí nació la semilla que luego en el año 2014 se germina en el seno de la Fundación “Mi Cuerpo es mi Historia”, una organización sin ánimo de lucro que tiene como objetivo trabajar con niñas y mujeres que han vivido violencia sexual  y se encuentran en estado de vulnerabilidad de sus derechos por medio de terapias creativas y el acto escénico como reparación, dentro de dicha fundación nace Mareia como acción artística que luego se convierte en Grupo de Investigación sonoro – corporal con enfoque étnico y de género. Desde esta colectividad compuesta por artistas nacionales e internacionales se crean espacios de escuela de artes y bienestar, obras escénicas, ponencias y acciones activistas como personas negras y mestizas en procesos de investigación identitaria por medio de las danzas y músicas africanas y de matriz africana en distintos territorios del Pacíficos.

En el año 2015 de la mano de Skai Velazquez, Geidy Córboda, Valery Dominguez, Alda Gomez, Ingrid Gomez, Antonia Zennaro, Maria Alexandr Marín y Laura Valencia, liderar el  retorno al Pacífico Chocoano, acompañadas por músicos de gran trayectoria internacional como Ignasio Gomez, Cesar Gonzalez, Alfonso Gamboa y el maestro Hugo Candelario  por medio de la Creación de la Escuela de Artes itinerante del Pacífico con la finalidad de seguir co creando el Festival de las Migraciones, fomentando espacios de ancestralidad viva, residencias artísticas, creando y fortaleciendo agrupaciones artísticas, acciones patrimoniales y de turismo biocultural. Se amplían las redes a la comunidad de Quibdó, y las acciones colaborativas con la comunidad Embera dobida de Alto Baudó. 

La EAIP (Escuela de Artes Itinerante del Pacífico es el antecedente de la Universidad que esta creando Mareia). Nació para fortalecer la identidad cultural negra e indígena, aportar a la valoración y conocimiento de sus derechos, transformar los contextos y crear autovaloración, autoreconocimiento y modelos de etnoeducación y etnodesarrollo, posicionando a las mujeres como portadoras, conocedoras y protectoras de la sabiduría y conocimiento ancestral, para desde allí se realizará intercambios culturales. Desde esta experiencia nace las ganas de ser una Universidad, de enriquecer la vida con todo lo que la colonia y el pensamiento colonizador dejo e impulso. Desde aquí nace la experiencia de la emancipación.

En el 2016 se realiza la inscripción ante Cámara de Comercio de Cali, siendo Susana Caldas la Representante Legal y orientadora ideológica de procesos feministas y de comunicación comunitaria, para el 2017 Carmenza Rojas realiza la tesis “Fundación Mareia: Arte Social Transformador” donde propone un modelo de gestión etnico territorial, naciendo la posibilidad de educación y economía circular, que luego se desarrolla el proyecto Entrenzadxs “Becas de educación superior en Artes” con el joven Jhonny Buenaños “Yonny Já” y Eduardo Valenzuela “Edu_ dance” en alianza con el maestro Carlos Guerrero de la Fundación Artes Sin Fronteras (Soacha) y la Academia Artes sin Frnteras. Desde esa época la organización con sus integrantes empiezana  aparticipar en distintos procesos con al Corporaloteca yASINCH, se genera un tejido con los artistas de la ciudad y se gana la Convocatoria “Mujeres Liderando desde el Sur” con el Fondo Mujeres del Sur.

 

En el año 2018, se abren las becas a Shezzy, Marsh, La Pola y Will, joevens que empiezan a conformar el tejido central de la organización que junto con redes y rizomas desde  en el 2019 Loretta Meneses realiza aportes en términos ambientales y conceptuales a la organización como directora ejecutiva articulando con distintas acciones artísticas y dándole continuidad a los procesos y para el 2020 Paula Orozco asume la responsabilidad como joven Quibdoseña de administrar la Casa Wontanara proyecto de sostenibilidad de la organización se traslada a la CCC de Quibdó, con domicilio principal  en Bahía Solano. A partir de este tiempo se han desarrollado diversos proyectos de juntanza, organización grupal y comunitaria por medio de procesos de educación superior y expandida, comunicación alternativa y comunitaria, educación ambiental y acompañamiento a consejos comunitarios, emprendimiento cultural y fortalecimiento del ser, partiendo de la recuperación de prácticas tradicionales asociadas a la música, a la danza y las plantas, caminando con el feminismo negro, comunitario y popular, abrazando las nuevas masculinidades, las terapias creativas, las pedagogías para la paz, emprendimientos femeninos y turismo cultural y ecológico, entre otras acciones que nos permiten estar momento a momento cocreando la Universidad en el mismo navegar.

En el 2020 se traslada el domicilio principal a Bahía Solano Chocó, epicentro de su origen. 

En el 2021 reajusta sus estatutos totales y asociados, con la finalidad de afro centrar más su misión y darle mayor participación a las mujeres negras del propio territorio chocoano, su fundadora acepta el reto de ser representante legal y directora con la finalidad de profesionalizar su acción y avanzar para consolidarse como institución educativa.